Soy Fundador y CEO de INUSUAL. Empezamos en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores. Hoy somos una empresa global de servicios de innovación que ayuda a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial. Creemos que las organizaciones ya no necesitan Recursos Humanos, si no Humanos con Recursos.

Nuestro trabajo es ayudar a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial, aprovechando su pasado, liderando su presente y creando su futuro.

Impulsamos la cultura y comportamiento innovador de nuestros clientes animando la colaboración, fomentando la creatividad, generando productividad e inspirando la innovación.

Nuestros servicios:

  • Evaluación y certificación de la capacidad innovadora.
  • Asesoria estratégica para una cultura de la innovación.
  • Coaching y entrenamiento de equipos para el cambio.
  • Insourcing de equipos para proyectos de innovación.
Cuenta conmigo si necesitas ayuda con cualquiera de estos temas: creatividad organizacional, pensamiento innovador, cultura innovadora, liderazgo creativo, innovación creativa, actitud creativa, espacios colaborativos, espacios de co-creación, espacios creativos, rediseño de espacios de trabajo, rediseño de oficinas, adecuación de espacios colaborativos, design thinking, simplexity thinking, service design, service innovation, human-centric innovation, customer centric innovation, customer centricity, customer experience management, user experience, experience innovation, experience design, interaction design, emotional design.
A lo largo de estos últimos veinte años, he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde ha sido clave aplicar la creatividad y la innovación al desarrollo profesional y organizacional. He trabajado con marcas excepcionales como Affinity Petcare, Adobe, Starbucks, Vips, Ginos, Fridays,  CaixaBank, BancSabadell, AXA Assistance, Assistència Sanitària, Catalana Occidente, Danone, Almirall, Bayer, Sanofi, Ferrer, Roche, ESADE, Ajuntament de Barcelona, SEAT, pwc, RACC, Gas Natural Fenosa, GSMA, Puig, Estée Lauder, Tommy Hilfiger, Donna Karan, Clinique, UOC, Symantec, Microsoft, Autodesk y HP.

Hace unos años me decidí a escribir el libro ‘Estrategia Digital‘ (Editorial Deusto) que trata sobre cuáles son los factores críticos del éxito de una empresa en Internet. Ya va por su octava edición.

He dado clases de marketing  y diseño de experiencias en ESIC-ICEMD, en UAB, EINA y en UPF. He participado en conferencias en IESE, ESADE, EADA, cámaras de comercio, patronales, colegios y gremios profesionales, etc

Soy Miembro de la International Academy of Digital Arts and Sciences, Official Ambassador de los Webby Awards en España y de “Lovie Awards” en Europa. He sido jurado en los Premios ImánNewYork FestivalsLausEl Sol y Art Art Directors Club of Europe.

No obstante, creo que el verdadero jurado de nuestro trabajo son los clientes. Si un trabajo no funciona, no puede ser bueno, aunque gane muchos premios. Creo que el mejor reconocimiento que puede conseguir en un proyecto es que el cliente te mire a los ojos y te diga: el proyecto ha sido un éxito ¡buen trabajo!

Para ver un resumen de algunas apariciones en los medios y material relacionado, puedes acceder aquí.

Follow Pere Rosales on F6S

Innovación al uso

1174
INUSUAL = "innovation as usual"

Para los “inusuales” fieles que nos seguís cada día, os habréis dado cuenta de que últimamente estoy hablando mucho del lugar de trabajo; la semana pasada me preguntaba si se puede innovar en cualquier sitio, unas semanas reflexionaba diciendo que —en el fondo— esto de la innovación es una cuestión de espacio.

Poco antes, os explicaba las cuatro variables de la Creatividad Organizacional en la que una de ellas se refiere también al Entorno de trabajo, y os anunciaba que —a petición de nuestros propios clientes—habíamos abierto una nueva línea de servicio para ayudarles a crear espacios de trabajo colaborativos (físicos y virtuales) que fomenten la innovación desde dentro, y ahí voy. La mayoría de reuniones de innovación fracasan en su intento porque carecen de un sistema que las simplifiquen y la hagan más manejables.

Y es que la gente no innova en las reuniones, lo hace en espacios y momentos informales. Es una cuestión de hábito, no de intensidad.

Para ello tenemos que conseguir normalizar la actitud innovadora y dejar de pensar que la innovación es —en el mejor de los casos— aquello que hace la gente que trabaja en el departamento del mismo nombre.

De hecho, tal y como dice Michael Schrage la innovación no es lo que hacemos, sino lo que el mercado nos reconoce como tal. Reduzcamos el riesgo de caer en la innovación placebo,  que sólo sirve a unos pocos internamente y pasa desapercibida en el mercado. Asumamos que la innovación de verdad, es la que debería surgir del hecho de trabajar todos juntos, de colaborar, aprender desaprender y reaprender.

Hoy os escribo desde Berlin porque hace unos meses me invitaron al “Worktech 15” y pensé que era muy oportuno por todo esto que os comento. La jornada ha sido muy interesante y hemos podido hablar y conocer de cerca un buen número de iniciativas innovadoras sobre “The Future of Work and the Workplace.”

El problema de siempre…

La mayoría de organizaciones considera la innovación como una actividad suplementaria, de hecho, cuando tocan estos temas de “Creatividad Organizacional,” suelen contratar a un equipo de consultores reconocidos en el sector con la expectativa de que les “iluminen” y les enseñen algunos buenos trucos o recetas para tener buenas ideas y llevarlas a cabo con éxito. Pero eso normalmente sólo tiene un retorno para los consultores, no para los clientes.

Anda estos, —pensarás— si también son consultores, ¿no?

Pues no exactamente, en INUSUAL no ofrecemos “formación in-company” al uso (nunca mejor dicho). Cuando un cliente nos llama y sólo quiere un “workshop” o un “taller creativo” para desarrollar la creatividad del equipo, solemos convencerle de que eso no va a arreglar nada, sólo va a provocar la fustración del personal, y la pérdida de una oportunidad de oro para tomar el “toro por los cuernos” y afrontar el problema de raíz, que es lo que debe hacerse siempre.

Conocemos muchos ejemplos en los que la organización ha hecho un esfuerzo por realizar sesiones formativas y cuando acaban, la gente vuelve a su sitio de siempre y “aquí no ha pasado nada.”

O lo que es lo mismo, volvemos al “business as usual,” no se mueve nada, no cambia nada. paradójicamente en estos casos, se pretendía dar un impulso a la innovación, y se consigue el efecto contrario, porque la gente comprueba que se trata de “mucho ruido y pocas nueces.”

¿Cómo se convierten empleados en innovadores?

Este es el tema central de los autores del libro “Innovation as usual,” por cierto, el título nos viene al pelo para darle una lectura de acrónimo a nuestra marca.

(INUSUAL = Innovation as usual. Que conste que la tenemos registrada desde 1997

Paddy Miller (al que por cierto voy a ver mañana mismo en el Global HR Think Tank) y Thomas Wedell-Wedellsborg. Su recomendación es que los líderes deben ser “arquitectos de la innovación.” A eso nosotros les llamamos liderazgo creativo, pero en el fondo son la misma cosa;

No se trata de que el líder tenga las mejores ideas, sino de que sea capaz de crear el entorno adecuado para que los miembros del equipo lo hagan como parte de su trabajo diario.

Por ello, más que con el supuesto virtuosismo del directivo, tiene que ver con su capacidad de gestión de la cultura corporativa. Como siempre, se trata de multiplicar talento, no de restarlo.

Paddy Miller y Thomas Wedell-Wedellsborg.Los autores afirman que la gracia está en conseguir que empleados “normales” que realizan trabajos “normales” como ventas, marketing, finanzas, operaciones, servicio al cliente, sean capaces de pensar fuera de la caja y de aplicar todo su potencial creativo a lo que es su trabajo habitual.

“La innovación debe ser algo sistémico y sostenible”
— Innovation as Usual

En lugar de aplicar técnicas creativas  sin ton ni son, que raramente trascienden (a menos que respondan a un programa de capacitación de mayor calado), los líderes deberían guiar a sus equipos en lo que los autores denominan los 5+1 comportamientos de la innovación:

  1. Poner sólo foco en las ideas relacionadas con el negocio.
  2. Conectar con el cliente y con su perspectiva “externa” a nuestra organización.
  3. Desafiar a la gente a replantear y sacarle brillo a las primeras ideas que aparecen.
  4. Seleccionar sólo las ideas muy buenas, desechar (o guardar) el resto.
  5. Ayudar a la gente a lidiar con las reglas y políticas de innovación.
  6. Motivar a todos a persistir en los otros 5 comportamientos.

Me gusta este libro porque es muy realista y nos da una visión completamente factible para implementar mañana en nuestra empresa, de hecho está repleto de ejemplos de empresas que ya lo usan como Pfizer, Index Ventures, Lonza, Go Travel, Prehype, DSM, y otras, “Innovation as Usual” en un libro 100% recomendable porque señala el camino para incorporar la Creatividad en el ADN de la organización; en el mismísimo centro del negocio.

Te dejo con un video de Paddy Miller de hace unos años, para que lo veas brevemente en acción. Enjoy it!



Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>