Soy Fundador y CEO de INUSUAL. Empezamos en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores. Hoy somos una empresa global de servicios de innovación que ayuda a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial. Creemos que las organizaciones ya no necesitan Recursos Humanos, si no Humanos con Recursos.

Nuestro trabajo es ayudar a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial, aprovechando su pasado, liderando su presente y creando su futuro.

Impulsamos la cultura y comportamiento innovador de nuestros clientes animando la colaboración, fomentando la creatividad, generando productividad e inspirando la innovación.

Nuestros servicios:

  • Evaluación y certificación de la capacidad innovadora.
  • Asesoria estratégica para una cultura de la innovación.
  • Coaching y entrenamiento de equipos para el cambio.
  • Insourcing de equipos para proyectos de innovación.
Cuenta conmigo si necesitas ayuda con cualquiera de estos temas: creatividad organizacional, pensamiento innovador, cultura innovadora, liderazgo creativo, innovación creativa, actitud creativa, espacios colaborativos, espacios de co-creación, espacios creativos, rediseño de espacios de trabajo, rediseño de oficinas, adecuación de espacios colaborativos, design thinking, simplexity thinking, service design, service innovation, human-centric innovation, customer centric innovation, customer centricity, customer experience management, user experience, experience innovation, experience design, interaction design, emotional design.
A lo largo de estos últimos veinte años, he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde ha sido clave aplicar la creatividad y la innovación al desarrollo profesional y organizacional. He trabajado con marcas excepcionales como Affinity Petcare, Adobe, Starbucks, Vips, Ginos, Fridays,  CaixaBank, BancSabadell, AXA Assistance, Assistència Sanitària, Catalana Occidente, Danone, Almirall, Bayer, Sanofi, Ferrer, Roche, ESADE, Ajuntament de Barcelona, SEAT, pwc, RACC, Gas Natural Fenosa, GSMA, Puig, Estée Lauder, Tommy Hilfiger, Donna Karan, Clinique, UOC, Symantec, Microsoft, Autodesk y HP.

Hace unos años me decidí a escribir el libro ‘Estrategia Digital‘ (Editorial Deusto) que trata sobre cuáles son los factores críticos del éxito de una empresa en Internet. Ya va por su octava edición.

He dado clases de marketing  y diseño de experiencias en ESIC-ICEMD, en UAB, EINA y en UPF. He participado en conferencias en IESE, ESADE, EADA, cámaras de comercio, patronales, colegios y gremios profesionales, etc

Soy Miembro de la International Academy of Digital Arts and Sciences, Official Ambassador de los Webby Awards en España y de “Lovie Awards” en Europa. He sido jurado en los Premios ImánNewYork FestivalsLausEl Sol y Art Art Directors Club of Europe.

No obstante, creo que el verdadero jurado de nuestro trabajo son los clientes. Si un trabajo no funciona, no puede ser bueno, aunque gane muchos premios. Creo que el mejor reconocimiento que puede conseguir en un proyecto es que el cliente te mire a los ojos y te diga: el proyecto ha sido un éxito ¡buen trabajo!

Para ver un resumen de algunas apariciones en los medios y material relacionado, puedes acceder aquí.

Follow Pere Rosales on F6S

Los 5 niveles del liderazgo de innovación

908
5 niveles de liderazgo de innovación

Te has preguntado alguna vez en qué nivel de liderazgo de innovación estás estás? —¡Ah! ¿Pero hay niveles?— pues sí los hay. El liderazgo es una habilidad que se aprende.

Aunque a algunas personas parezca que nazcan con un don o carisma natural para liderar, lo cierto es que el liderazgo depende del contexto. Alguien muy líder en una situación, puede que no lo sea tanto en otra.

Lo que sí está claro es que al ser una habilidad que puede entrenarse (como el ser creativo), existen una serie de niveles que nos permiten vernos dónde estamos. Hay muchísimas teorías sobre liderazgo.

Hoy voy a inspirarme y reinterpretar un poco “Los 5 niveles del liderazgo” de John Maxwell, para hacer una lectura enfocada e interesada en un contexto de innovación y cambio organizacional. Pero si puedes leerte el libro o ver alguno de sus videos, te los recomiendo igualmente. ¡Vale la pena!

Imaginemos entonces que tenemos a un personaje ficticio, al que le van a pasar una serie de cosas. En este caso vamos a ser un poco utópicos, porque todas van a ser buenas, así que no es real, pero sirve para condensar un montón de buenas prácticas en un sólo personaje.

Déjame que te presente a David, que ha sido promocionado en su empresa como Director de Innovación, tras unos cuantos años de “picar piedra” en el departamento de marketing, ha conseguido que por fin pueda demostrar lo mucho que puede aportar. El anterior director de innovación se ha jubilado. Así que David hereda a su equipo y se estrena en el primer nivel del liderazgo de la innovación; la posición.

Nivel 1 — Posición (suspira)

A David le acaban de dar el puesto, un despacho y unas tarjetas en las que su cargo de “Director de Innovación” se lee perfectamente, pero David está todavía muy lejos de ser un líder de innovación, ¿por qué? Pues porque todavía está por ver que efectivamente lidere algo. Podríamos decir que David es un gestor, pero no un líder.

“Gestionar va de persuadir a la gente para que haga cosas que en realidad no quiere hacer, mientras que liderar va de inspirar a la gente para que haga cosas que nunca había pensado que podría hacer.”

— Steve Jobs

Dependerá mucho de la personalidad de David que consiga liderar a su equipo. De momento, para poder influirles sólo dispone de los galones que le dan derecho a ser el líder, pero de nada más.

Si David cae en la trampa de imponer su posición y pedir a su equipo que generen buenas ideas y sean innovadores. Probablemente conseguirá el efecto contrario,, porque hasta ahora, el equipo de David, le sigue porque simplemente tiene que hacerlo “él es el jefe y.”

Nivel 2 — Permiso (aspira)

Han pasado tres meses desde que David ocupó su puesto, en este tiempo, ha sabido ganarse a la gente que apenas conocía y ha conseguido que ellos le den permiso para que les lidere. Es decir,ha conseguido que su equipo decida seguirle por voluntad propia porque se ellos se han dado cuenta que David es alguien con quien se puede trabajar bien, porque valora las relaciones humanas.

Llegar a este segundo nivel no es tan fácil. Hay mucho jefe por ahí que es un auténtico tirano y se piensa que el primer nivel es el que le corresponde. En términos de innovación, si David está en el segundo nivel de liderazgo de innovación es porque ha conseguido que su equipo empiece a sentirse a gusto y genere ideas, las comparta y se atreva a proponerlas.

Mucha gente ya se daría por satisfecha en este nivel, pero esto no ha hecho más que empezar porque el hecho de generar ideas, no convierte al equipo de David en un equipo innovador, y menos a él, en un líder de innovación. Además de parecerlo, tiene que serlo.

Si un líder de innovación no consigue buenos resultados, no está liderando nada.

— INUSUAL

Nivel 3 — Producción (transpira)

Ha pasado un año desde que David fue ascendido y hoy presentan los resultados del último proyecto que han realizado. Ha sido espectacular porque todo el comité ejecutivo le ha felicitado.

El equipo de David ha conseguido lanzar y monetizar el nuevo proyecto en un tiempo récord. Nadie esperaba que fuera a presentar los números que hoy ha mostrado en el comité, pero las cifras están ahí, y las felicitaciones de los clientes, también.

Hoy podemos decir que nuestro (ya amigo) David, se ha convertido en un auténtico líder de innovación porque ha conseguido que su equipo avance de forma efectiva ante la incertidumbre y consiga resultados extraordinarios.

Otra cosa que ha convertido a David en un líder, es que sigue siendo tan accesible como el primer día. Se interesa legítimamente por las personas que trabajan con él —incluso por los freelances— y sigue generando una atmósfera de trabajo agradable y confiable. La gente no tiene miedo a equivocarse (aunque intenta no hacerlo, claro) porque sabe que si cometen un error, David, dirá, —bueno, es una pena, pero al menos ya sabemos cómo no hacerlo, sigamos adelante y aprendamos la lección,¡ánimo, lo conseguiremos!

David ha conseguido crear un equipo de innovación de alto rendimiento que trabaja casi sin esfuerzo, porque hacen lo que les gusta. Pero esto no ha acabado, y tú lo sabes

Nivel 4 — Desarrollo de personas (conspira)

David lleva ya unos años en el puesto, su departamento ha crecido mucho y su equipo casi se ha multiplicado por dos. A pesar dehaber tenido varios fracasosha conseguido que el balance final sea más que positivo y todos reconocen el gran cambio que ha supuesto para la organización su trabajo desde que se hizo cargo del departamento.

Como ahora el número de proyectos en curso ha crecido exponencialmente, David es incapaz de liderarlos todos, por lo que hace ya un año y medio, ha pedido a dos personas de su equipo que le ayuden donde él no llega por falta de tiempo. David ha aprendido a dar autonomía a gente en la que sabe que puede confiar, pero lo más importante es que ahora su foco no está en los resultados, sino en las personas que los hacen posibles.

Tiene más que comprobado que los mejores proyectos en los que han cosechado más éxitos, han sido aquellos en los que él no ha sido el centro, sino un catalizador del talento de su equipo.

Ha entendido que cuantos más líderes innovadores tenga la organización, más innovadora será. Una de los logros más notables que David ha cosechado en este tiempo, es que:

El Departamento de Innovación  ya no es un área funcional de la empresa, sino un equipo de personas que  ayudan a sus compañeros a innovar.

Resulta que había un buen grupo de personas en la compañía que eran auténticos intra-emprendedores y hasta ahora nadie les había dado la oportunidad de brillar. Ahora la empresa les equipa con un programa de desarrollo y liderazgo de innovación. Además de pasión y espíritu emprendedor, ahora estas personas tienen herramientas y metodología. La gente y la organización han crecido y David siente bien porque ha contribuido en ello, pero aún le falta algo…

Nivel 5 — Cumbre (inspira)

Si David tuviera confortosis, ya hace mucho tiempo que habría dejado de perseguir la excelencia. Ha cosechado muchos éxitos en estos años de carrera, y también algún que otro fracaso en los que se ha ganado unas cuantas cicatrices y lecciones aprendidas. Hoy es todo un mentor para su equipo, pero lo más importante es queha conseguido no ser la estrella o el gurú al que todos admiran, sino alguien que ha inspirado a toda la organización para que ésta se haya convertido en un auténtico referente de su sector, incluso fuera de éste.

David ha descubierto que estar en la cima, es estar en la base. Que la innovación es un trabajo de equipo y que tiene una cara oculta que no podemos obviar, que se trata de personas, y que por ello tienen que respetar el ciclo vital de la innovación para conseguir el crecimiento. David ha conseguido una organización ambidiestra que ha aprendido a innovar y guardar la ropa, a rodearse de colaboradores que ya no le ofrecen outsourcing, sinoinsourcing de innovación.

Pero lo más importante es que David sigue teniendo las mismas ganas que cuando empezó, la única diferencia es que por aquél entonces él trabajaba para ser el mejor de su equipo, y con los años ha comprendido que lo importante es trabajar para que tu equipo sea el mejor.

Pregunta de auto-reflexión: ¿Te gustaría ser como David? ¿Qué necesitas para llegar a su nivel?



2 Comentarios
  • Francesc Aznar
    15/09/2017 at 10:28

    Buen artículo ¿Puede una persona nacer para ser un líder o se debe formar antes de que pueda llegar a serlo? Esta es una pregunta que muchos teóricos sobre liderazgo y gestión han tratado de encontrar. Los puntos de vista divergentes sobre el tema, hacen que merezca una pequeña reflexión sobre ello en este artículo tan interesante que has escrito. Liderazgo – Gestión – Toma de decisiones.

    Responder
    • prosales
      04/11/2017 at 12:50

      Gracias por tus palabras Francesc! En mi opinión el liderazgo es una competencia que se aprende. Hay gente que nace con un don especial, o un carisma natural que les facilita o predispone para el liderazgo. Pero también es verdad que hay muchas de esas personas que han nacido con esa habilidad y no han conseguido ser buenos lideres, mientras que otras personas no han tenido esa suerte, pero se han hecho líderes por las circunstancias de la vida. AL final, y siempre desde mi punto de vista. El liderazgo es tomar consciencia de que los demás son los que te hacen líder porque tu les sirves de una forma u otra, y eso le da sentido a tu vida. Un saludo y seguimos en contacto!

      Responder

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>