Soy Fundador y CEO de INUSUAL. Empezamos en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores. Hoy somos una empresa global de servicios de innovación que ayuda a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial. Creemos que las organizaciones ya no necesitan Recursos Humanos, si no Humanos con Recursos.

Nuestro trabajo es ayudar a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial, aprovechando su pasado, liderando su presente y creando su futuro.

Impulsamos la cultura y comportamiento innovador de nuestros clientes animando la colaboración, fomentando la creatividad, generando productividad e inspirando la innovación.

Nuestros servicios:

  • Evaluación y certificación de la capacidad innovadora.
  • Asesoria estratégica para una cultura de la innovación.
  • Coaching y entrenamiento de equipos para el cambio.
  • Insourcing de equipos para proyectos de innovación.
Cuenta conmigo si necesitas ayuda con cualquiera de estos temas: creatividad organizacional, pensamiento innovador, cultura innovadora, liderazgo creativo, innovación creativa, actitud creativa, espacios colaborativos, espacios de co-creación, espacios creativos, rediseño de espacios de trabajo, rediseño de oficinas, adecuación de espacios colaborativos, design thinking, simplexity thinking, service design, service innovation, human-centric innovation, customer centric innovation, customer centricity, customer experience management, user experience, experience innovation, experience design, interaction design, emotional design.
A lo largo de estos últimos veinte años, he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde ha sido clave aplicar la creatividad y la innovación al desarrollo profesional y organizacional. He trabajado con marcas excepcionales como Affinity Petcare, Adobe, Starbucks, Vips, Ginos, Fridays,  CaixaBank, BancSabadell, AXA Assistance, Assistència Sanitària, Catalana Occidente, Danone, Almirall, Bayer, Sanofi, Ferrer, Roche, ESADE, Ajuntament de Barcelona, SEAT, pwc, RACC, Gas Natural Fenosa, GSMA, Puig, Estée Lauder, Tommy Hilfiger, Donna Karan, Clinique, UOC, Symantec, Microsoft, Autodesk y HP.

Hace unos años me decidí a escribir el libro ‘Estrategia Digital‘ (Editorial Deusto) que trata sobre cuáles son los factores críticos del éxito de una empresa en Internet. Ya va por su octava edición.

He dado clases de marketing  y diseño de experiencias en ESIC-ICEMD, en UAB, EINA y en UPF. He participado en conferencias en IESE, ESADE, EADA, cámaras de comercio, patronales, colegios y gremios profesionales, etc

Soy Miembro de la International Academy of Digital Arts and Sciences, Official Ambassador de los Webby Awards en España y de “Lovie Awards” en Europa. He sido jurado en los Premios ImánNewYork FestivalsLausEl Sol y Art Art Directors Club of Europe.

No obstante, creo que el verdadero jurado de nuestro trabajo son los clientes. Si un trabajo no funciona, no puede ser bueno, aunque gane muchos premios. Creo que el mejor reconocimiento que puede conseguir en un proyecto es que el cliente te mire a los ojos y te diga: el proyecto ha sido un éxito ¡buen trabajo!

Para ver un resumen de algunas apariciones en los medios y material relacionado, puedes acceder aquí.

Follow Pere Rosales on F6S

Mucho lirili, poco lerele

938

Si no has oído nunca esta expresión, puede que sólo con leerla ya imagines qué significa. Yo la oí una vez de una persona muy especial para mi y desde entonces la uso muy a menudo porque me resulta muy gráfica para ilustrar algo que debería estar muy bien según lo que aparenta, pero que cuando miras un poco a fondo, te das cuenta que no hay casi nada. Otra forma de decirlo es “mucho ruído y pocas nueces”, también la uso de vez en cuando, pero me gusta más ésta. Una vez que la oyes, ya no se te olvida

Mucho lirili: muchas empresas presumen de ser innovadoras,
poco lerele: muy pocas de ellas pueden demostrarlo.

En el post “cómo se convence a un elefante” ya hablaba de lo difícil que resulta convencer a una organización a que innove si ésta no lo ha hecho nunca. Pero más difícil aún es conseguir que la dirección de una empresa reconozca con hechos el valor de la innovación, no sólo de palabra. ¿Qué parte de su presupuesto dedican a innovación? ¿Qué ratio de éxito tienen en proyectos de innovación que hayan cuajado ampliamente en el mercado? ¿Cómo fomentan y gestionan los proyectos de innovación, más allá de los nuevos productos?

¿De dónde provienen los ingresos que genera tu organización?

¿Son productos o servicios recientes, o son vacas lecheras que llevan tiempo dando de comer al negocio? Si en tu organización no hay productos nuevos que estén ya aportando un volumen apreciable de ingresos a la cuenta de resultados, puede que ya sea el momento de preguntarse cuánto durarán los otros. ¿Hasta cuándo serán válidos? ¿Cuál es la tendencia en ventas, sube o baja?

Todavía recuerdo un dato que usaba hace unos años para ilustrar lo que realmente significa innovación, me refiero a este titular que explicaba cómo el 60% de las ventas de Apple provenían de productos que no existían tres años antes.

apple-sales

Apuesto a que hoy este porcentaje es aún mayor, y es que una vez que una empresa empieza a innovar se da cuenta que nunca tiene suficiente, la madurez de productos de antaño ha desaparecido. Los ciclos de innovación se han reducido drásticamente, la incertidumbre sobre lo que pasará mañana crece y muchas empresas siguen planificando a tres y cuatro años vista.

Pero esto no es todo, el caso es que cuando la mayoría de empresas hablan de innovación, se suelen referir a mejoras evolutivas de productos existentes, en mercados existentes. Cuando nosotros hablamos de innovación creativa, nos referimos a productos o servicios nuevos, que no existían antes, ni son una evolución de los actuales.

Está muy bien (y debe hacerse) hacer mejoras de lo que hoy nos da de comer, pero también habría que preguntarse ¿qué cosas estamos haciendo o queremos hacer que no hayamos hecho hasta ahora?, y ¿a qué usuarios podríamos conquistar, que todavía no saben nada de nosotros?

matriz-innovacion

Si este artículo te está despertando las ganas de ponerte a innovar de forma creativa (o revolucionaria), te recomiendo que empieces por hacer el ejercicio de poner en una matriz como ésta de aquí arriba todos las iniciativas de innovación que estéis haciendo en tu empresa. ¿En qué cuadrante las sitúas?

Si hay pocas o ninguna en el cuadrante superior derecho, ya puedes empezar a pensar en que, además de leer post de innovación y hablar con todo el mundo sobre ello, puede que haya llegado el momento de ponerse en marcha.

Si es así, compártelo con nosotros, nos gustará saber que te hemos animado a ello. Y si no sabes por dónde empezar, no te preocupes, en mi próximo post espero poder echarte una mano.



Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>