Soy Fundador y CEO de INUSUAL. Empezamos en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores. Hoy somos una empresa global de servicios de innovación que ayuda a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial. Creemos que las organizaciones ya no necesitan Recursos Humanos, si no Humanos con Recursos.

Nuestro trabajo es ayudar a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial, aprovechando su pasado, liderando su presente y creando su futuro.

Impulsamos la cultura y comportamiento innovador de nuestros clientes animando la colaboración, fomentando la creatividad, generando productividad e inspirando la innovación.

Nuestros servicios están divididos en cuatro lineas de actuación:

  1. Consultoría y dirección de proyectos de innovación.
  2. Coaching de innovación y desarrollo del talento innovador.
  3. Insourcing de equipos de innovación, selección y contratación.
  4. Formación y creación de herramientas de innovación educativa.
Cuenta conmigo si necesitas ayuda con cualquiera de estos temas: creatividad organizacional, pensamiento innovador, cultura innovadora, liderazgo creativo, innovación creativa, actitud creativa, espacios colaborativos, espacios de co-creación, espacios creativos, rediseño de espacios de trabajo, rediseño de oficinas, adecuación de espacios colaborativos, design thinking, simplexity thinking, service design, service innovation, human-centric innovation, customer centric innovation, customer centricity, customer experience management, user experience, experience innovation, experience design, interaction design, emotional design.
A lo largo de estos últimos veinte años, he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde ha sido clave aplicar la creatividad y la innovación al desarrollo profesional y organizacional. He trabajado con marcas excepcionales como Affinity Petcare, Adobe, Starbucks, Vips, Ginos, Fridays,  CaixaBank, BancSabadell, AXA Assistance, Assistència Sanitària, Danone, Almirall, Bayer, Sanofi, Ferrer, Roche, ESADE, Ajuntament de Barcelona, SEAT, pwc, RACC, Gas Natural Fenosa, Puig, Estée Lauder, Tommy Hilfiger, Donna Karan, Clinique, UOC, Symantec, Microsoft, Autodesk y HP.

Hace unos años me decidí a escribir el libro ‘Estrategia Digital‘ (Editorial Deusto) que trata sobre cuáles son los factores críticos del éxito de una empresa en Internet. Ya va por su octava edición.

He dado clases de marketing  y diseño de experiencias en ESIC-ICEMD, en UAB, EINA y en UPF. He participado en conferencias en IESE, ESADE, EADA, cámaras de comercio, patronales, colegios y gremios profesionales, etc

Soy Miembro de la International Academy of Digital Arts and Sciences, Official Ambassador de los Webby Awards en España y de “Lovie Awards” en Europa. He sido jurado en los Premios ImánNewYork FestivalsLausEl Sol y Art Art Directors Club of Europe.

No obstante, creo que el verdadero jurado de nuestro trabajo son los clientes. Si un trabajo no funciona, no puede ser bueno, aunque gane muchos premios. Creo que el mejor reconocimiento que puede conseguir en un proyecto es que el cliente te mire a los ojos y te diga: el proyecto ha sido un éxito ¡buen trabajo!

Para ver un resumen de algunas apariciones en los medios y material relacionado, puedes acceder aquí.

Follow Pere Rosales on F6S

Organizaciones ambidiestras

431

Una persona ambidiestra es aquella que puede escribir, tanto con la derecha como con la izquierda. Una organización ambidiestra es la que puede explotar un negocio y al mismo tiempo, explorar uno nuevo sin que su actividad principal de explotación se resienta.

Según la Wikipedia, ser ambidiestro de nacimiento es poco frecuente, sin embargo puede ser aprendido. Para las empresas sucede lo mismo, muy pocas organizaciones son ambidiestras, y menos de nacimiento, pero todas pueden (y yo diría que deben) aprender a explotar y a explorar negocios.

¿Qué tipo de organización tenemos?

Si cruzamos las dos actividades: explotar el negocio, con explorar nuevos negocios, nos salen al menos cuatro cuadrantes con unas características bien diferentes.

Los zombies

Si la organización en la que trabajas ha caído en desgracia y ya no es capaz de explotar el negocio como antes, y no se debe a un motivo pasajero, sino de fondo, tienes dos opciones: o contribuyes de forma positiva para que cambie y se recupere de este bache; o pones los pies en polvorosa y huyes antes de que perezcas con ella.

Las organizaciones no se convierten en zombies de la noche a la mañana, sino con el paso del tiempo. Algunas porque han caído en la confortosis, otras porque sencillamente no se han preocupado de explorar nuevos negocios hasta que un mal día se dan cuenta de que ya es demasiado tarde para reaccionar. Lo peor es que el zombie es el último en saber que lo es. Que se lo digan a Kodak, Nokia o Bluckbuster por ejemplo…

Los mineros

Se trata de organizaciones que saben sacarle jugo a lo que hacen, han encontrado un filón y saben explotarlo. Eso no es nada malo, de hecho es muy bueno, pero sólo si se sabe alternar o conjugar con la capacidad de explorar nuevos territorios, de lo contrario cuando la mina se acaba nos convertimos en zombies, a menos que antes le hayamos puesto remedio y hayamos encontrado una nueva aventura.

Organizaciones como Amazon o McDonalds se encuentran aquí. Saben sacarle jugo a su negocio y quiero suponer que también sabrán qué hacer cuando llegue el momento de emprender nuevas aventuras.

Organizaciones ambidiestras

Los aventureros

Las “start-ups” saben perfectamente qué significa este rol porque todo lo que hacen es en realidad una gran aventura. El tiempo y lo que hagan para llevar valor a sus clientes decidirán si la aventura es exitosa o no.

En cualquier caso, tanto si el proyecto sale bien, como si no llegan a los objetivos, los aventureros saben encajar las derrotas, y no por ello dejan de volver a intentarlo. Lo importante en las grandes organizaciones es saber cómo emprender nuevas aventuras sin dejar de explotar la mina.

Muchos bancos, empresas de seguros y laboratorios farmacéuticos se encuentran en esta situación. Siguen explotando su principal negocio, pero también han empezado a explorar nuevos territorios y están intentando encontrar lo que sera su próximo gran negocio.

Los conquistadores

Empresas como Google, 3M, Apple, Tesla o Virgin, tienen muy claro que su futuro no pasa sólo por hacer bien algo, sino por encontrar cuál será la próxima cosa que harán mañana. Por eso no esperan a que la mina dé síntomas de declive, sino que se han propuesto dominar su mercado. Tienen claro que a veces ganarán y a veces no, pero tienen un sueño grande y no van a parar hasta conseguirlo.

Como te puedes imaginar, no tiene nada que ver un programa de innovación en una organización zombie, con el de una minera. Las organizaciones que perduran en el tiempo son las que quieren conquistar un mercado y para ello se han dado cuenta de que tienen que innovar y guardar la ropa.

Si a partir de ahora quieres llamarlas ambidiestras, perfecto. Lo más importante es que sepas cómo distinguirlas. No vaya a ser que creas que estás en una y te encuentres en otra.

Pregunta de auto-reflexión: ¿En qué tipo de organización nos encontramos? ¿Cómo lo sabemos? ¿Qué deberíamos hacer para ser una organización ambidiestra?



Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>