Soy Fundador y CEO de INUSUAL. Empezamos en Barcelona en 1997 como una comunidad de profesionales innovadores. Hoy somos una empresa global de servicios de innovación que ayuda a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial. Creemos que las organizaciones ya no necesitan Recursos Humanos, si no Humanos con Recursos.

Nuestro trabajo es ayudar a personas y organizaciones a alcanzar su máximo potencial, aprovechando su pasado, liderando su presente y creando su futuro.

Impulsamos la cultura y comportamiento innovador de nuestros clientes animando la colaboración, fomentando la creatividad, generando productividad e inspirando la innovación.

Nuestros servicios:

  • Evaluación y certificación de la capacidad innovadora.
  • Asesoria estratégica para una cultura de la innovación.
  • Coaching y entrenamiento de equipos para el cambio.
  • Insourcing de equipos para proyectos de innovación.
Cuenta conmigo si necesitas ayuda con cualquiera de estos temas: creatividad organizacional, pensamiento innovador, cultura innovadora, liderazgo creativo, innovación creativa, actitud creativa, espacios colaborativos, espacios de co-creación, espacios creativos, rediseño de espacios de trabajo, rediseño de oficinas, adecuación de espacios colaborativos, design thinking, simplexity thinking, service design, service innovation, human-centric innovation, customer centric innovation, customer centricity, customer experience management, user experience, experience innovation, experience design, interaction design, emotional design.
A lo largo de estos últimos veinte años, he tenido la suerte de trabajar en proyectos donde ha sido clave aplicar la creatividad y la innovación al desarrollo profesional y organizacional. He trabajado con marcas excepcionales como Affinity Petcare, Adobe, Starbucks, Vips, Ginos, Fridays,  CaixaBank, BancSabadell, AXA Assistance, Assistència Sanitària, Catalana Occidente, Danone, Almirall, Bayer, Sanofi, Ferrer, Roche, ESADE, Ajuntament de Barcelona, SEAT, pwc, RACC, Gas Natural Fenosa, GSMA, Puig, Estée Lauder, Tommy Hilfiger, Donna Karan, Clinique, UOC, Symantec, Microsoft, Autodesk y HP.

Hace unos años me decidí a escribir el libro ‘Estrategia Digital‘ (Editorial Deusto) que trata sobre cuáles son los factores críticos del éxito de una empresa en Internet. Ya va por su octava edición.

He dado clases de marketing  y diseño de experiencias en ESIC-ICEMD, en UAB, EINA y en UPF. He participado en conferencias en IESE, ESADE, EADA, cámaras de comercio, patronales, colegios y gremios profesionales, etc

Soy Miembro de la International Academy of Digital Arts and Sciences, Official Ambassador de los Webby Awards en España y de “Lovie Awards” en Europa. He sido jurado en los Premios ImánNewYork FestivalsLausEl Sol y Art Art Directors Club of Europe.

No obstante, creo que el verdadero jurado de nuestro trabajo son los clientes. Si un trabajo no funciona, no puede ser bueno, aunque gane muchos premios. Creo que el mejor reconocimiento que puede conseguir en un proyecto es que el cliente te mire a los ojos y te diga: el proyecto ha sido un éxito ¡buen trabajo!

Para ver un resumen de algunas apariciones en los medios y material relacionado, puedes acceder aquí.

Follow Pere Rosales on F6S

¿Qué hacemos con las ideas?

632

¿Qué hacemos con las ideas? ¡Tenemos más de trescientas! Me decía un buen amigo y cliente cuando llegaba a su empresa para iniciar un workshop de “Simplexity Thinking” que nos iba a llevar casi todo el día.

Bueno —le contesté yo— primero tendremos que ver cuántas de esas ideas son buenas y cuántas no. Pero ¿cómo lo hacemos? —contestó— ¿cómo sabemos las ideas que valen la pena tener en cuenta y las que no?

Ahí me di cuenta que ellos nunca habían hecho una selección de ideas a partir de criterios estratégicos y eso que ya llevaban años haciendo workshops de innovación, pero los usaban fundamentalmente para generar un montón de ideas (buenas y regulares) a partir de un reto dado.

¿Crees que es esta una buena manera de usar la capacidad creativa del equipo en tu organización?

Desde mi punto de vista, creo que puede ser incluso perjudicial. Y no quiero ponerme dramático pero, si pedimos al equipo que genere ideas a partir de un reto y luego no hacemos nada con ellas, conseguiremos fustrar a la organización poco a poco, porque, o bien se sentirán “poco creativos,” o bien pensarán que les pedimos que lo sean para luego no hacer nada con ello.

¿Cómo se consigue gestionar las ideas de la gente?

Lo primero que tenemos que hacer es decidir cuáles son los retos estratégicos de la compañía, no más de cuatro para empezar. Pueden ser del tipo “ser más transversales,” “aumentar la velocidad de las operaciones,” “acercarnos y conocer más y mejor al cliente” etc

Una vez que hemos decidido los retos principales, entonces llega el momento de desafiar a la gente para que formen equipos (recuerda que innovar es un trabajo de equipo, no de genios solitarios) y propongan soluciones a los retos planteados.

Sólo así, y no al revés, conseguiremos canalizar la energía creativa de nuestro personal, para que no acaben proponiéndonos cambiarle el color a las líneas del suelo del parking para que se vean mejor…

No obstante, así sólo conseguimos evitar una parte del problema, que es la de que todas las ideas, o al menos una gran parte, estén canalizadas y enfocadas a lo que de verdad importa y está en el radar de la organización, pero todavía nos quedará una parte muy importante. ¿Cómo seleccionamos las mejores? ¿Cómo sabemos cuáles valen la pena examinar y cuáles no?

No todas las herramientas son iguales

Lo mejor que podemos hacer en este caso es decidirnos por usar una buena plataforma para gestionar ideas, lo que en el sector conocemos como un “idea management system.” Pero cuidado, no todas son iguales. Nosotros no somos distribuidores comerciales de ninguna, pero tenemos nuestras favoritas que nos han funcionado siempre muy bien con todos nuestros clientes.

En el caso de Roche Diagnostics que explicamos en Madrid hace unos meses, usamos una plataforma que se adaptaba perfectamente a lo que buscábamos. Más abajo tienes el video completo de la presentación por si quieres conocer todos los detalles del proyecto.

La primera razón por la que nos decidimos por esta solución fue porque permitía aplicar retos corporativos previamente e incluso darle la opción a la gente a que auto-evalúe la idea a nivel del “matching” que tiene con los retos propuestos. de este modo, cuando los equipos proponen ideas, las someten como respuesta a un reto, y además ellos mismos valoran cuánto se ajustan a éstos.

Por otra parte, como esta plataforma está creada con dinámicas de gamificación y “crowsourcing,” funciona como un juego en el que cada miembro registrado dispone de una capital virtual que tiene que invertir en las ideas de sus compañeros.

No vale invertir para uno mismo todo tu capital, tienes que ponerlo en circulación y buscar otras ideas de otros equipos en los que valga la pena invertir. Esto genera unas dinámicas geniales para que las ideas no paren de brotar, pero sobre todo, permite que se auto seleccionen, dado que sólo las ideas que consiguen más capital invertido por los propios miembros de la organización, son las que consiguen llegar al comité de evaluación. Si una idea no es buena, la gente no invertirá en ella y viceversa.

Aquí te dejo el video donde explicamos el caso por si quieres profundizar. Mientras tanto, hazte una pregunta de auto-reflexión: ¿estamos gestionando bien la capacidad creativa de nuestro equipo?



Dejar un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>